Translate

30 de mayo de 2017

Eurovisión


Ahora falta saber quién canta el gol que nos han marcado…

Los festivales de Eurovisión, son cada vez más tristes, frikis, y no tienen el mismo glamour que antes. Los vídeos de nuestros representantes no reflejan la idiosincrasia de nuestro país. Nuestro representante debiera ser elegido de una forma más democrática, entre todas las comunidades autónomas y no por medio de un jurado. Estamos en el siglo veintiuno. Es una vergüenza que hayamos quedado en última posición.

Es curioso que no se hable de esto en los medios, cuando muchos ciudadanos se sienten avergonzados como españoles, como consecuencia de este bochornoso resultado. La marca España ha quedado por los suelos. Hoy quiero aprovechar la oportunidad y rendir un homenaje a un gran profesional de la televisión, dotado de una sensiblidad extraordinaria, como fue Valerio Lazarov, productor de este vídeo, y de muchos programas de éxito de los años setenta y ochenta.

Convendría por lo tanto recordar, que el Festival de Eurovisión, no es un concurso de humor, ni de miss simpatía, como algunos creen. Que luego no se quejen de que la cultura esté devaluada, cuando dan más importancia a eventos deportivos como la Eurocopa.

Ahora falta saber quién canta el gol que nos han marcado…

José Luis Meléndez. Madrid, 30 de mayo del 2017
Fuente de la imagen: Flickr.com

29 de mayo de 2017

Carros de combate

Los ciudadanos tienen un grado de responsabilidad en las acciones que desarrollan a lo largo del día

José Esquinas, es un jubilado apasionado de su profesión. Durante tres décadas, este ingeniero agrónomo, ha ocupado puestos de responsabilidad en la FAO, organismo perteneciente a Naciones Unidas, encargado de dirigir las actividades internacionales, para erradicar el hambre en el mundo. Para alcanzar dicho objetivo, la organización, se encarga de dirigir las actividades internacionales encaminadas a erradicar el hambre, y por otro proporciona el conocimiento y la información necesaria para mejorar las actividades agrícolas, forestales y pesqueras, de aquellos países en vías de desarrollo, con el fin de asegurar una buena nutrición a todos.

El señor Esquinas, ha tenido la gentileza de aceptar la entrevista que RNE le ha propuesto el doce de mayo, realizada por el periodista Miguel Ángel Domínguez. El invitado ha aprovechado su paso por el programa, para entrar a fondo en sus intervenciones, y para exponer de una forma generalizada, el problema del hambre en el mundo.

Con objeto de hacer más cercana y comprensible su exposición al escuchante, don José, ha recurrido a la utilización de ejemplos gráficos, como el del agricultor, para denunciar públicamente operaciones especuladoras, como son las compras de materias primas a futuro, por parte de algunas entidades financieras. El agricultor antes de sembrar la cosecha, recibe la visita de un representante de una de estas entidades, y le propone la compra anticipada de la futura cosecha. Los agricultores (son muchos los visitados), aceptan la operación. Meses después, estos avisan al representante, para que pase a recoger la cosecha. La producción es almacenada y retenida con objeto de provocar una demanda y una subida de precio, lo cual impide a mucha gente acceder a los mismos. “Ya no importa tanto si el alimento alimenta, como si mueve dinero”, añade Esquinas. De esta forma, aclara, el problema no está en la producción (hay alimentos para todos), sino en la distribución, lo cual hace que una parte de los alimentos se pierdan por el camino, y no llegue a sus destinatarios.

Esta situación ha provocado que cada vez más países con terreno infértil, compren cosechas fuera de sus fronteras, para poder autoabastecer a su población. Una práctica a todas luces insolidaria, execrable e inmoral, que causa centenares de miles de muertes al año en el planeta. Una guerra mundial encubierta, cómplice y silenciada por buena parte de medios de comunicación, pertenecientes al mundo desarrollado, más centrados en titulares de ámbito doméstico, y de naturaleza más light. Unos datos y una realidad alejada de las encuestas de los CIS (Centros de Investigación Sociológicos) mundiales, los cuales siguen centrando su atención, en el grado de confianza de los ciudadanos con su propia economía, en lugar de considerar el grado de compromiso humanitario, que unas naciones con respecto a otras. Un dato que deja meridianamente claro, la falta de interés de los líderes mundiales, a la hora de atajar este crimen contra la humanidad, término que utiliza José Esquinas, a la hora de poner nombre a esta inhumana violación de derechos humanos. Una postura muy alejada del realismo y del compromiso ético del Presidente Kennedy, cuando ya en los años sesenta, afirmó que el planeta poseía suficientes recursos naturales, para alimentar a todos sus habitantes, en apenas una generación (diez años).

Para atajar este problema, José Esquinas, propone un cambio de actitud a la sociedad. “La compra es un acto político”, dice. Porque nuestra forma de comprar, condiciona un determinado tipo de demanda en los productos que consumimos: sus ingredientes, su tipo de envasado, su respeto con el medio ambiente, etc. No solo los políticos. Los ciudadanos tienen un grado de responsabilidad en las acciones que desarrollan a lo largo del día. Cada gesto tiene sus consecuencias. Se trata de aprovechar la información de la que dispone cada consumidor potencial, para que por medio de esta acción, el individuo se beneficie a sí mismo, y a los demás. Que compre de una manera justa y solidaria, con el fin de combatir esta crisis de valores.

“Todos somos pasajeros de la misma nave. Si un día esta se hunde, nos hundiremos, o nos salvaremos todos”. Por este motivo Encinas propone transformar nuestro carro de la compra, en un “carro de combate”. Solo así podremos llevar a cabo una revolución encaminada a erradicar el hambre en el mundo.

José Luis Meléndez. Madrid, 14 de mayo del 2017.
Fuente de la imagen: Flickr.com

22 de mayo de 2017

Arrasa la militancia

La izquierda vuelve a tener la oportunidad de unirse y de llegar a acuerdos

Con una mayoría abrumadora, y después de ocho meses de su defenestración por parte de los barones, Pedro Sánchez, ha vuelto a ser elegido en primarias, Secretario General del PSOE. A excepción de los respectivos feudos de Susana Díaz (Andalucía), y de Patxi López (Euskadi), Pedro Sánchez se ha impuesto de una forma contundente en todo el territorio nacional, con el apoyo de más del cincuenta por ciento de la militancia. Díaz ha obtenido un cuarenta por ciento de apoyos, y Patxi López un diez por ciento.

Los votos obtenidos por los respectivos candidatos, han dado un vuelco a los avales iniciales presentados, en dónde era necesaria la identificación previa del militante. El voto anónimo y confidencial de las primarias de este domingo, ha contribuido a que este voto oculto, ejercido con mayor libertad, haya actuado en contra de los pronósticos previstos.

Ha sido una campaña dura, larga, y tensa. El largo tiempo en el que el partido ha estado descabezado, y representado por la gestora, ha impedido la cicatrización de las heridas internas, y ha aumentado la fractura social de la organización.

El discurso del aparato de espaldas a las bases, ha reactivado el voto del sector más progresista y demócrata de los socialistas. La complicidad de Susana Díaz, y su coqueteo con los barones, ha sido interpretada por la mayoría de los militantes, como un freno y una amenaza para la renovación ideológica y organizativa, que necesitaba el partido y la socialdemocracia española y europea, lo cual ha favorecido una participación del noventa por ciento de los electores.

Se abre un periodo más aperturista en dónde el nuevo Secretario General, en su discurso, ha abogado por un partido nuevo, unido y de izquierdas, en donde no se descarta posibles acuerdos con la izquierda y con el centro derecha de Ciudadanos. Se inicia a todas luces, un nuevo modelo de oposición, al menos más duro en las formas, lo cual es un motivo más que preocupante para el Partido Popular, que en lugar de buscar un interlocutor distinto a Rajoy, intentará utilizar la palabra estabilidad, para defender su modelo actual.

La baronesa andaluza, por el contrario, ha evitado en su intervención nombrar al nuevo Secretario General, y ha preferido en su lugar, poner su cargo a disposición del partido, lo cual se ha interpretado como un gesto de resistencia, más que de la unidad anunciada previamente en sus intervenciones. Una actitud comprensible, si se tiene en cuenta que Díaz ha obtenido cinco mil votos menos de los avales que obtuvo, y dos mil votos menos en su feudo andaluz.

La victoria holgada de Sánchez, evitará una integración menos traumática que de haberse obtenido unos resultados similares, tal y como se pronosticaba. Asimismo, al ganar el sector renovador y crítico con las baronías, pierde su razón de ser una posible escisión en el partido, al menos en el corto plazo.

Es posible que la reelección de Sánchez, haga despuntar inicialmente al PSOE, y que recupere la pérdida de votos que en su día migró a otras fuerzas como Podemos y Ciudadanos. Habrá que estar atento a la evolución del voto del militante de izquierdas. Porque las decisiones unipersonales y estériles de sus líderes serán penalizadas y tenidas muy en cuenta. La izquierda vuelve a tener la oportunidad de unirse y de llegar a acuerdos.

De nada sirve que la militancia arrase, si sus líderes no están a la altura de las circunstancias. Ahora es el tiempo de los líderes, de la formación de sus equipos. Los militantes esperan que esta vez acierten. Por el bien de todos.

José Luis Meléndez. Madrid, 22 de mayo del 2017
Fuente de la imagen: Flickr.com

16 de mayo de 2017

¿Debate o combate?

Lo que voten los socialistas, será determinante para el futuro de la izquierda, y de la sociedad española

Los tres candidatos y aspirantes socialistas a ocupar el puesto de Secretario General, esperaban, según sus palabras, un discurso de espíritu deportivo, y “guante blanco”. Pero durante la hora y cuarenta minutos, que ha durado el debate (¿debate o combate?), en la sala “Ramón Rubial”, los guantes han pasado desapercibidos para los telespectadores, y las respectivas manos, han ido adoptando otros gestos, en forma de reproches y acusaciones.

El frío recibimiento del Presidente de la gestora, Javier Fernández a Pedro Sánchez, momentos antes del acto, ha puesto de manifiesto, la tensión interna por la que atraviesan los socialistas, desde la celebración del Congreso Federal, celebrado en el mes de octubre.

El debate lo ha iniciado Susana Díaz, la cual ha aprovechado su primera intervención, para lanzar el primer ataque, y entrar en el cuerpo a cuerpo, con su más claro oponente, Pedro Sánchez. El fuego cruzado entre Díaz y Sánchez, ha evidenciado la fractura ideológica, moral y de modelo de partido que existe en el PSOE, lo cual ha reforzado el discurso y la imagen de Patxi López.

Díaz ha defendido un PSOE autónomo y sin alianzas con otras fuerzas de izquierdas, y aboga por una estructura interna vertical, auspiciada por los barones. Sánchez propugna un partido centrado en los valores socialistas, pero más abierto a colaboradores y a fuerzas externas. Es por el contrario, más partidario de un modelo de partido más participativo y horizontal, en donde los militantes y los afiliados tengan un mayor protagonismo que el actual.

Díaz ha acusado a Sánchez de sus malos resultados, y este ha reprochado a Díaz, su abstención y su apoyo al gobierno del Partido Popular. Un escenario en líneas generales, que deja entrever un largo y difícil camino, y la posible creación de una futura corriente o escisión interna, que evite el choque de trenes.

En resumidas cuentas, los espectadores han asistido a un debate intenso en las formas, pero de escaso contenido en el fondo, que trasciende el ámbito doméstico que algunos medios y candidatos le han otorgado. Porque el día veintiuno, lo que voten los socialistas, será determinante para el futuro de la izquierda, y de la sociedad española.

José Luis Meléndez. Madrid, 15 de mayo del 2017
Fuente de la imagen: Flickr.com

8 de mayo de 2017

Entrevista

Estimados lectores:

Uno de los afanes de este blog desde sus inicios ha sido la comunicación e interrelación con sus lectores. Es por tanto para mí un orgullo ofrecer la primera entrevista a los lectores de La Pluma en Ristre. Gracias a esta iniciativa y a la participación de ustedes, se podrá enriquecer por medio de sus preguntas y comentarios, el contenido y el debate por medio del blog.

A tal efecto, debajo de cada publicación, encontrarán un espacio que les permitirá expresar sus ideas y preguntas en los dos blogs. En la página tradicional bastará con pulsar la opción "No hay comentarios" (en ese momento se desplegará un espacio en blanco), y en el blog moderno será suficiente con rellenar el espacio en blanco correspondiente a la opción "RESPONDER".

Por motivos de transparencia, solo se contestarán las preguntas que se efectúen por esta vía. No serán válidas aquellas preguntas que se reciban por correo electrónico, o a través de las redes sociales. Con objeto de dar cabida al mayor número de lectores, se establece una pregunta por lector. Para realizar la pregunta, será necesario aportar el nombre (no hace falta apellido), la ciudad y el país de residencia, y la pregunta que se desee formular, por medio de la opción de "RESPONDER", habilitada debajo de esta publicación.

Ejemplo:

– José Luis, Madrid-España: ¿Qué les parece esta iniciativa?

De esta forma los demás lectores pueden interactuar entre ellos, por medio de su nombre o apodo, y al autor le será más fácil incluir en la realización de la entrevista, el nombre de la persona que realiza la pregunta.

Se establece un mínimo de diez preguntas, y un máximo de veinte. Se seleccionarán o tendrán preferencia todas aquellas que sean del interés general de los lectores. El plazo establecido para formular las preguntas expira el día ocho de Junio. Si en ese mes, no se ha llegado al mínimo de preguntas, quedará sin efecto la iniciativa.

Les animo a participar. Contamos con los medios para ello. ¿Vamos a dejar pasar una oportunidad como esta?

Muchas gracias por su atención.

José Luis Meléndez. Madrid, 8 de mayo del 2017
Foto: 8/5/17 Lucía Martínez

La capacidad de sentir

Todos debemos tener la capacidad y el derecho a sentirnos libres y felices

Se llama Antonio Centeno. Vive en Barcelona, tiene cuarenta y cinco años, y es activista social. A los trece años, se tiró de cabeza a una piscina, en la cual creía que había el agua suficiente, para amortiguar el salto. Se rompió las cervicales y la médula espinal.

Después de algún intento de suicidio, pensando la vida que le esperaba, decidió normalizar su vida, y racionalizar sus ideas, a través de las matemáticas, carrera en la cual se licenció. Ha colaborado como actor en la película “Vivir y otras funciones”, film que aborda y hace visible el problema social de la diversidad funcional, interpretando su propia papel en la vida, y ha creado una web de intermediación social dirigida al colectivo discapacitado, llamada asistenciasexual.org, entre cuyos fines están los de satisfacer las necesidades sexuales y afectivas de dichas personas.

Cansado de los mensajes compasivos y resignados de la sociedad con respecto a su colectivo (lo que él llama el manual del buen minusválido), decide transformar su ira, y convertirse en activista social de la diversidad funcional, en el Movimiento de Vida Independiente. La asociación reivindica la independencia personal de cada individuo, a la hora de gestionar el apoyo social que necesita el minusválido, sin que la diversa forma corporal de cada uno de sus miembros, sea motivo de discriminación.

De esta forma, es el individuo es el que comunica sus necesidades a su asistente personal. La persona afectada, es la que cuida de sí mismo, con la ayuda de otra. Con esta iniciativa, se pretende que el individuo no esté encerrado en una residencia, bajo las directrices de ésta. El derecho a la libertad, y a controlar la propia vida, son según Centeno, derechos fundamentales.

En la memorable entrevista realizada por Víctor-M. Amela en La Vanguardia, Centeno reclama el derecho al placer, que la sociedad niega al colectivo de diversidad funcional. “Todos los cuerpos tienen derecho al placer”, añade el matemático. Por este motivo, desde Vida Independiente, se pretende potenciar la figura del asistente sexual, una actividad laboral remunerada.

Entre sus funciones están ayudar a la persona impedida a realizar su vida sexual, bien sea de manera individual, por medio de la masturbación, facilitando un encuentro sexual con otra persona sin movilidad, o el acceso a los profesionales del sexo, con tanto derecho como otro, añade.

En definitiva lo que pretende la asociación inspirada por Ed. Roberts allá por los años sesenta en Estados Unidos, es que la asistencia sexual sea un derecho gratuito. Porque todos debemos tener la capacidad y el derecho a sentirnos libres y felices.

José Luis Meléndez. Madrid, 7 de mayo del 2017.
Fuente de la imagen: Flickr.com

3 de mayo de 2017

Nueva etapa

Estimados lectores:

Hace más de tres años, desde que el dieciséis de enero del dos mil catorce, La Pluma emprendió su primer vuelo desde la Biblioteca Pública Dámaso Alonso, en Madrid. Desde sus inicios, ha sido fiel a su carácter público. Durante este tiempo, su imagen ha cambiado, y se ha ido adaptando a las distintas etapas por las que ha pasado, como la época medieval, la etapa moderna, y la era espacial, en la cual nos encontramos.

Ninguno de nosotros nos imaginábamos entonces las emociones que íbamos a compartir juntos. Durante este tiempo se han realizado mejoras técnicas, se han cultivado e incluido nuevos géneros, se ha sido fiel al compromiso adquirido con los lectores desde sus inicios, como era la entrega de una publicación semanal, se ha contado con la colaboración y el apoyo moral de uno de los grandes maestros del humor, como es Forges, Presidente Honorífico de La Pluma en Ristre, en un momento crítico, como fue la entrada en vigor de la Ley de Propiedad Intelectual.

Se van a cumplir ocho meses, desde que la Pluma Roja (social), decidió ceder mayor protagonismo a la Pluma Azul (genérica). El objetivo era satisfacer las necesidades de un mayor número de lectores a través de la diversificación de los distintos géneros. Hoy se puede decir que el objetivo se ha cumplido. Desde ese momento, incluso antes, La Pluma Azul guarda en su cajón, diversas publicaciones que no han visto la luz. Esto quiere decir, que se ha ido simultaneando las publicaciones semanales con otras con las cuáles trabaja dicha pluma. El trabajo consiste básicamente en la clasificación, redacción y corrección de textos.

Recientemente, como habrán podido ver, se ha procedido a actualizar una nueva página web, con un diseño más actual. Blog que se ha enlazado al blog tradicional, pensando en la comodidad y accesibilidad de los lectores. Existe por lo tanto, un trabajo visible, casualmente más sencillo, y otro más artesanal, laborioso e interior, como es la escritura. Todo esto ha supuesto un considerable retraso en los actuales proyectos que tiene La Pluma a corto y medio plazo. En la actualidad, La Pluma Azul, tiene pendientes doce publicaciones. Con algunas de ellas trabaja en la actualidad (ver foto). Como ven, uno de los encantos de ser escritor, es que uno va viendo las ecografías de sus bebés, y su evolución a lo largo del tiempo.

Podría deducirse de lo anterior, que las musas tienen dos formas de castigar a los sufridos escritores. Una de ellas es con su indiferencia, y otra con una sobrecarga de actividad, como es el caso. Las dos pueden llevarte de igual modo al hospital. Por este motivo, a partir de hoy, y durante esta fase prenatal, La Pluma publicará de forma espontánea y ocasional, con el propósito de agilizar la redacción y publicación de dichos textos, y de que estén cuanto antes ante los ojos del lector.

Este proceso seguramente se prolongará durante los meses de verano. Entretanto se irá actualizando el nuevo blog, con la publicación de entradas de la web tradicional, y se les irá informando puntualmente. Espero que estén presentes el día del parto. Porque a estas alturas, espero que no hará falta decirles, que están todos invitados.

Muchas gracias por su atención

José Luis Meléndez.

José Luis Meléndez. Madrid, 2 de mayo del 2017