Translate

24 de abril de 2017

Catalexit: el Brexit catalán

Tenemos antecedentes muy cercanos de cómo algunos políticos conservadores, han influido de una forma partidista en el referéndum del Reino Unido

Admiro a los catalanes. No tengo familia en Cataluña, ni hablo catalán, pero las relaciones profesionales que he mantenido durante años con ellos, en el transcurso de mi vida profesional, han sido cordiales, fructíferas, y muy enriquecedoras. Son personas cultas, educadas, y con un gran sentido común. Algo esto último muy comprensible, si se tiene en cuenta, que el seny, es uno de los principios básicos, que han cultivado los habitantes de esta bella tierra, llamada Cataluña.

Nunca he dejado que el revanchismo madrileño catalán, existente afortunadamente en contados sectores de la sociedad, causase mella en la imagen real que guardo de su gente. Me gusta la música mediterránea de su gente, cuando habla. Su trato afable, directo e igualitario. Su sentido del humor, y su agudeza intelectual. Por este motivo me siento triste, cuando veo una Cataluña fragmentada. Soy consciente de que la sociedad catalana ha estado muy mediatizada por los sentimientos locales. Eso que algunos llaman nacionalismo, y al que otros grupos populistas, disfrazados de progresistas, intentan rentabilizar con la excusa de un referéndum de autodeterminación.

Como si ser progresista consistiera solo en ir a votar, y no en tener una perspectiva más global y plural del mundo que a uno le rodea. O como si el ser nacionalista y progresista no fuese un contrasentido. El nacionalismo no puede progresar cuando se pone a sí mismo unos límites o fronteras territoriales e ideológicas. El nacionalismo es excluyente. El progresismo por el contrario es integrador. El nacional progresismo no es ni uno cosa ni la otro. Es sencillamente un absurdo contrasentido, es decir puro populismo. El nacional populismo, se olvida y prescinde de los demás sentimientos. Estoy convencido que una gran parte de catalanes se sienten ciudadanos del mundo. Personas antes que europeos. Europeos antes que españoles. Españoles antes que catalanes.

Los catalanes y catalanas, han empezado a darse cuenta, de la catadura moral de los dirigentes que les han representado en los últimos años, y que han practicado una política de enfrentamiento con el resto de los españoles, resucitando los fantasmas del franquismo. Las últimas estadísticas así apuntan a una bajada del voto nacionalista. Es curioso que se pretenda hacer un referéndum secesionista, sin detallar antes los planes del día después, en lugar de convocar una consulta en aras de una mayor integración con el resto del mundo, sin proponer antes una reforma Constitucional que defienda y garantice la idiosincrasia de Cataluña. Eso demuestra la falta de imparcialidad, y de seriedad que un plan de esta envergadura requiere. España es una nación y Cataluña una región de dicho Estado, por lo tanto serían todos los españoles, los que en un hipotético caso, tendrían derecho a votar. El procés, por lo tanto, supone un gesto de rechazo a uno de los derechos básicos de todos los españoles. Conviene hablar por lo tanto, para ser igualitario con las demás regiones de España, hablar de regionalismo, más que de nacionalismo.

Lo verdaderamente inaudito, es que estos grupos populistas, se consideran a sí mismos de izquierdas y demócratas, cuando se posicionan a favor de los sentimientos locales de una minoría regional, en lugar de tener en cuenta a la mayoría de los españoles. Españoles que no se han planteado el tema de la independencia de Cataluña, del País Vasco, ni de su tierra siquiera, porque trabajan pensando en el interés general de España, incluida Cataluña, y no en una república excluyente. Esta actitud choca con la de los verdaderos principios democráticos, y progresistas. No se puede vivir en dos patrias (término nacionalista y usado últimamente por los populistas) a la vez. Los señores de la ambigüedad, prefieren vivir en su cómoda y rentable contradicción e indefinición. Ignoran que uno no se puede sentirse español e independentista al mismo tiempo. Ni tener un corazón nacionalista y otro progresista, según los intereses y las circunstancias del momento. O se es una cosa o la otra.

Si la Constitución Española, considera ilegal este proceso, es más que probable que en el hipotético caso de que se celebrara el referéndum, y saliese como resultado el “si” secesionista, Europa no reconociese como Estado a Cataluña. Cabe preguntarse por tanto, si en ese contexto, la Generalitat tendría la solvencia suficiente para avalar los cien mil euros del Fondo de Garantía, por titular y cuenta con los que los catalanes europeos cuentan en la actualidad. ¿Qué ocurriría si el barrio madrileño de Hortaleza (por poner un ejemplo), decidiera independizarse de la capital? ¿Apoyarían estas fuerzas populistas el voto excluyente y minoritario de los hortalinos, o sería necesario como en un Estado de derecho, que votasen todos los madrileños?

Es verdad que los nacionalismos catalán y vasco han contribuido durante unos años a la estabilidad de España, a cambio de contrapartidas. Pero no menos cierto es que podemos aproximarnos a una situación de consecuencias desastrosas, y lamentablemente irreversibles. Tenemos antecedentes muy cercanos de cómo algunos políticos conservadores, han influido de una forma partidista en el referéndum del Reino Unido. Muchos de estos ciudadanos, se sienten engañados, y quieren volver a sentirse europeos dentro de Europa. El problema es que ahora es demasiado tarde. No podemos caer en la misma trampa. ¿O es que los españoles desean un Brexit catalán?

José Luis Meléndez. Madrid, 15 de Abril del 2017
Fuente de la imagen: Flickrhivemind.com

17 de abril de 2017

Pueblos abandonados

Es necesario establecer un plan nacional a largo plazo, para regenerar el tejido óseo y rural de España

No hay nada más triste que ver un pueblo fantasma abandonado. Es encomiable la labor que realizan los grupos ecologistas, y su implicación en la defensa de especies protegidas, como el oso pardo de Asturias, por poner uno de los muchos ejemplos. Pero ¿quién se ocupa de la extinción de la especie humana en las zonas rurales? Según los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística), de los 8.125 municipios de España, el sesenta por ciento (un total de 4.955), tiene menos de 1000 habitantes.

El mito rural de que a la gente joven le gusta la vida fácil, no se aplica con justicia ni propiedad, por parte de quienes hacen uso de esta afirmación. Ignoran estas personas, las condiciones y los tipos de contrato en que los jóvenes trabajan en la ciudad. Poco hablan del perjuicio que supone en términos de tiempo y de salud, el vivir en una gran ciudad. Y lo curioso es que los mismos que esgrimen este tipo de declaraciones, son en su inmensa mayoría, personas reacias a abandonar su pueblo. Y menos aún de permanecer un par de días en la metrópolis.

No conviene por tanto frivolizar con este problema de Estado, y por el contrario es más apropiado preguntarse si son las personas las que abandonan los pueblos, o es más bien la ciudad la que engulle con su oferta masiva de servicios a la población rural. Si es el Estado, por medio de sus escasas políticas autonómicas, regionales y nacionales el que ha creado a lo largo del tiempo este grave desequilibrio poblacional. Si es el causante de esta desertización humana, no menos importante, que la de nuestros árboles. Como si el hombre no formase parte acaso, del ecosistema.

Por este motivo, se hace imprescindible atajar las principales causas de la despoblación rural, como son la falta de trabajo, el envejecimiento de la población, y la baja natalidad. Factores muy relacionados entre ellos. De poco sirven los contratos temporales. Es necesario establecer un plan nacional a largo plazo, para regenerar el tejido óseo y rural de España. La situación requiere un apoyo institucional por medio de ayudas, que actúe en todos estos frentes, con objeto de crear proyectos que fomenten el trabajo autónomo, y por cuenta ajena.

Para ello se hace necesaria una inversión de capital económico, para que este a su vez, atraiga al capital humano, por medio de la creación de talleres, facilitando la creación de cooperativas agrícolas y de casas rurales, recuperando viejos oficios, fomentando la reconstrucción de pueblos y de monumentos históricos. De granjas escuelas, de actividades recreativas en la naturaleza, o del comercio de la zona. Al mismo tiempo, y de manera simultánea, será preciso establecer políticas de igualdad, con objeto de que la mujer tenga las mismas oportunidades de desarrollo que el hombre. Entretanto no podrá afirmarse que es la gente la que abandona los pueblos, cuando es el Estado, a través de sus distintas Administraciones, el que se olvida de su gente.

José Luis Meléndez. Madrid, 14 de abril del 2017.
Fuente de la imagen: Flickr.com

Enlaces entre blogs

Estimados lectores:

A partir de hoy, todos ustedes tendrán acceso a dos formatos de páginas web: el formato clásico, correspondiente a la página tradicional, con fondo negro y letra blanca, y el formato nuevo, con fondo blanco y letra negra.

Para acceder desde la página tradicional, con formato clásico, a la página con formato nuevo, solo tendrán que pulsar el botón azul, situado al lado del de las redes sociales (Facebook y Twitter), que lleva inscrita la letra "W". En ese momento, serán dirigidos a la nueva página, y podrán ver las publicaciones diarias con este nuevo aspecto.

Por el contrario, si lo que desean es acceder de la web con formato nuevo, a la tradicional, solo deberán pulsar el botón que lleva inscrita las palabras: "web clásica".

Muchas gracias por seguir La Pluma en Ristre

José Luis Meléndez. Madrid, 17 de abril del 2027

Rescate de paloma

A las seis y cuarto de esta madrugada, La Pluma Verde, se ha encontrado con la presencia de este polluelo crecido de paloma urbana. El animal se encontraba de pie, y ha buscado refugio en la puerta de entrada de un chalet, en un gesto también como de pedir ayuda.

Una vez cogido, se ha comprobado que tenia una herida incisiva en una de las alas, con restos de sangre. Todo hace indicar que posiblemente se haya dado un golpe, y haya pasado la noche en este lugar. Se ha procedido a acomodar el animal en una caja de cartón.

A las siete de la mañana, hora de entrada de La Patrulla Verde (Unidad de Medio Ambiente), se ha procedido a notificar aviso a dicha unidad. A las ocho menos cuarto, se han personado en las dependencias de este blog, para recoger el animal, y llevarlo a Brinzal, centro de de recuperación de aves.

La Pluma Verde, agradece una vez más a esta unidad, como colaboradora habitual, su gran servicio, y la gran vocación de sus miembros.

José Luis Meléndez. Madrid, 17 de abril del 2017

10 de abril de 2017

Viaje de ida

La muerte no es la culpable. Ella solo cumple, su proceso natural de transformación

Evitaré los partidismos. Da lo mismo ser de un partido político, que de otro. La que se va de esta vida, de este mundo, es la persona. Respeto el dolor más profundo de todos los allegados. La ilusión es la fuerza que nos impulsa cada día a conseguir nuestros objetivos, y a sentirnos vivos.

Adrián quiso ser torero, y lo fue en sus sueños. Y Carmen, eligió la política para dedicar de una forma más comprometida, su vida a los demás. Pero no rendir en el día de hoy, un tributo, a todas esas personas anónimas, que se van y dedican su vida a los demás, o hacen de su vida personal, un proyecto social, sería un acto injusto de discriminación.

Las dos eran personas jóvenes, llenas de vida. Y eso exacerba aún más, nuestra repulsión con respecto a la muerte. Todos contribuimos, en mayor o menor medida, al bien de nuestra sociedad, a través de nuestro trabajo, o por medio de actos voluntarios o donaciones. Existen personas con menos recursos que otras, que logran causar un mayor beneficio a la sociedad. Estos años, los ciudadanos hemos estado, una vez más, por encima del nivel moral de la clase política. Razón de más para rendir un homenaje a todas esas personas.

Comprendo que la separación, o la marcha de cualquier ser querido, es uno de los procesos más dolorosos, por los que un ser humano atraviesa a lo largo de su vida. Pero eso no significa que la muerte sea un acto triste. Existen muertes alegres, como la del gusano que se convierte en mariposa; como la del invierno que se transforma en primavera.

Conviene por tanto separar, aunque nos cueste, el acto del sentimiento. Muchas personas lloran de una manera egoísta. Lo hacen de una forma inconsciente, para manifestar su dolor, lo cual es saludable. Pero cuando somos capaces de analizar desde fuera las emociones, entonces vemos a un egoísta que realmente llora por el dolor que le produce la marcha de ese ser querido, y no piensa en la paz que ahora tiene el difunto.

La muerte no tiene nada que ver en esto. Es el azar, el karma y la genética, en donde cada uno tiene escrita su hoja de ruta. La conductora que nos proporciona la fecha y la hora de nuestro viaje de ida. Eso no significa que el individuo no pueda corregirla. Pero la muerte no es la culpable. Ella solo cumple, su proceso natural de transformación.

José Luis Meléndez. Madrid, 9 de abril, del 2017
Fuente de la imagen: Flickr.com

Incidencia técnica. Gracias Google.

Estimados lectores:

Hoy como todos los lunes, tenía pensado publicar La Pluma su artículo de la semana. Desde el día de ayer, no se puede acceder al blog perteneciente a blogger, ni utilizar wordpress, como soporte provisional.

En el día de hoy, se ha procedido a notificar incidencia. Ruego dispculpen las molestias ajenas al blog.

P.D.
La Pluma en Ristre, en nombre de sus lectores, y en el suyo propio, felicita públicamente a Google, especialmente a su departamento técnico, por la eficacia y la rapidez, con que sus técnicos, han solventado hasta la fecha de hoy sus incidencias técnicas.

En unos instantes se procederá a la publicación de la columna semanal

Gracias por su atención

José Luis Meléndez.

José Luis Meléndez. Madrid, 10 de abril del 2017
Fuente de la imagen: Flick.com