Translate

31 de octubre de 2016

¡Ay, señoría!

Ay, diputado de obscena maldad,
Portavoz adjunto del gobierno,
veterano Lucifer del infierno,
detestable orador lenguaraz.

Ay, hermano mayor de colegio,
de corta y mediana sonrisa,
de traje y de pija camisa,
tan chungo, tan borde, tan serio.

Ay, gimnasta entusiasta,
de las peores piruetas de frase,
ay, comediante, sin risa, sin clase,
burgués, señorito de casta.

Ay, escorpión de aguijón sin veneno,
con aires de lord genovés,
que defiende lo que no es,
tan cristi, tan demo, tan bueno.

Ay, señoría de tono faltón,
príncipe azulón de los malos modales,
enemigo ideal de amistades reales,
contrario a todo, sin ton ni son.

Ay, marioneta y rehén de banquillo,
potro ajinetado de Guadalajara,
más famoso que popular por su cara,
que por su engominado y repeinado flequillo.

Ay, simpatía falsa del Congreso,
ay, alegría triste del Estado,
ay, perro viejo, fiel y entrenado,
que como presa defiende su hueso.


José Luis Meléndez. Madrid, 3 de septiembre del 2016.
Fuente dew la imagen: Flickr.com

24 de octubre de 2016

Caperucita roja

Ahora solo falta saber, quien les contará esta vez a los españoles, el cuento de Caperucita Roja, con el lobo feroz de Podemos a su lado

¡Viva los novios! La insistente pedida de mano del Partido Popular, ha terminado por surtir efecto. El sacrificio no ha sido del equipo "socialista", sino de todos los votantes que han presenciado atónitos, el resultado del comité federal del Psoe. Ciento treinta y nueve votos a favor de favorecer la gobernabilidad del PP, contra noventa y seis votos, a favor de repetir unas terceras elecciones, y dos abstenciones. Quedan pendientes por concretar el ajuar de medidas, que los novios llevarán a la boda.

Aupar o abstenerse, no es apoyar, ha declarado Javier Fernández, presidente de la actual gestora del Psoe. Aupar quizás sea subordinar los principios ideológicos de una organización centenaria, y entregarla a la oposición. No es dar de comer al enemigo. Tan solo se trata de ofrecerle un poco de agua, para que prosiga el camino. El camino de la derecha, a la cual se le ha estado criminalizando durante toda su historia.

Votar en unas tercera elecciones, hubiera significado, según se nos ha intentado explicar, ofrecer una imagen penosa de España. ¡Cuánto votan estos españoles!, y qué poco votamos nosotros. Así que, vergüenza ninguna. Las caras de "orgullo" que se han presenciado en el comité, lo decían todo. La humillación, y el escarnio público, al cual se ha sometido a los votantes, a los simpatizantes, y a las bases, al no contar con su opinión, ha sido interpretado por la casta baronil, como el "mal menor". Sacrificar la democracia interna y externa del partido. Cortar la arteria principal del corazón del partido. Casi nada.

Un peligroso antecedente de cara a las próximas negociaciones de esta legislatura: "si, bwana". La abstención, es un término muy complicado de definir, porque a la hora de hacerlo, uno puede (de forma involuntaria, eso sí), abstenerse de decir la verdad a los suyos. Pero cuando la realidad de la situación se le hace a uno tan bochornosa, y no encuentra palabras que justifiquen tan vergonzosa actuación, la verdad es que es un infalible remedio para los tontos.

Es verdad que en otros países europeos, la izquierda ha llegado a acuerdos con la derecha, pero no es menos cierto, que antes de firmar y rubricar dichos pactos, se han sometido al referendo de las bases. Pero la socialdemocracia en Europa, va por barrios, e incluso por casas. Sería por lo tanto conveniente, recomendable, consecuente, y un acto de honestidad hacia todos los votantes españoles socialistas, que en el rotulo de la calle Ferraz, en el cual figuran inscritas las siglas PSOE, fuera sometido a referéndum en las bases por respeto al mismísimo fundador, don Pablo Iglesias.

Lo que ha tenido lugar este domingo en el interior de la sede de los socialistas, no ha sido un comité federal de los socialistas españoles, sino del PSB, es decir, del partido socialista de los barones. Gracias a los resultados obtenidos en este comité, Podemos pasa a ser la única alternativa fiable de izquierdas. Es muy probable que parte de la familia socialista, haya hecho las maletas ayer, y haya salido por la puerta de la izquierda. Y que otras federaciones procedan de igual manera, empujadas y avergonzadas por los acontecimientos insultantes que han tenido lugar, desde el derrocamiento de Sánchez, por parte del PSB.

Nadie tiene derecho a pedir disciplina de voto, cuando los mismos que la piden, la han incumplido, saltándose a la torera, la decisión del último comité, que dijo "no" a Rajoy. Y cuando se han traicionado los valores democráticos de las bases y de los electores. Ha quedado claro. Los dos apoyos facilitados con su abstención, en una sola legislatura a la Monarquía, y a la derecha, así lo confirman: EL Psoe, es un partido republicano. Y de izquierdas...

Los españoles, ya no tienen que votar en navidad. Ahora pueden votar de alegría durante todo el año. Solo falta saber, quien les contará esta vez a los españoles, el cuento de Caperucita Roja, con el lobo feroz de Podemos a su lado. "Hoy no toca", dirán algunos socialistas. "Cuando se llegue a ese puente, cruzaremos ese río", exclamarán otros, intentado esquivar el debate. En vista de los acontecimientos, es muy posible que muchos votantes se lo piensen, y que otros prefieran tirarse literalmente al río. Que con toda la razón desconfíen de lo que les dicen que hay en el otro lado del puente. Y es que esta vez, va a hacer falta mucho más que palabras.

José Luis Meléndez. Madrid, 24 de octubre del 2016
Fuente de la imagen: Flickr.com

21 de octubre de 2016

Entre suturas

La política tiene su morbo y su aquel, porque crea extraños compañeros de cama. Algo que ha quedado patente de manera sorprendente, durante la celebración de un día tan patriótico, religioso, y de marcado carácter militar para algunos, como es el día de La Hispanidad. Los gestos de galantería, las muestras de afecto a pecho descubierto, y los corazones flechados de sus señorías, han restado su correspondiente protagonismo a la mismísima Brigada acorazada del Ejército de Tierra. A los rituales terrestres, castrenses, aéreos (se desconoce por qué motivos no participa alguna unidad mecanizada y simbólica de la Marina), se han sumado los rituales de amor, por parte de nuestras señorías, para la que puede ser considerada, la boda más deseada por todos los españoles, como es la formación de un nuevo gobierno.

Los invitados y asistentes, vestidos con trajes de pre investidura, pertrechados para la ocasión, han compartido lluvia, paraguas, y, muy posiblemente conversaciones rosas, de alto contenido emocional. Todo un ensayo, y un despliegue de amor en toda regla, con un único fin: la pronunciación del anhelado "sí, quiero", en la inminente ceremonia nupcial, que tendrá lugar en el Congreso, palabra por cierto, que últimamente provoca más de una urticaria en las filas socialistas. Los besos, los abrazos, y los apretones de mano, han sido capaces de enmudecer el sonido de las salvas, el ruido de los blindados, e incluso de los reactores de la Fuerza Aérea Española.
La abstención, sería la mayor prueba de amor, y el mejor regalo de bodas, que el Partido Popular (no así del Pueblo español), podría recibir por parte de los socialistas. El tiempo parece que apremia más a los representantes políticos, que a los ciudadanos, que temen de nuevo, la llegada de nuevos sacrificios.

El sonrojo de los socialistas de bien, contrasta con los sueños azules y eróticos del señor González. Esos que propugna desde hace años, como el acercamiento, y en su caso la coalición con la derecha absoluta del PP, la opción peor valorada por los españoles, durante el transcurso de las pasadas elecciones.
El expresidente de gobierno, ha regresado a España, procedente de tierras chilenas, y ha vuelto a hacer gala de su incuestionable don de la oportunidad, y se ha personado acompañado de su fiel editor radiofónico y de prensa, don Juan Luís Cebrián, en una universidad pública como la Autónoma de Madrid, en contraposición a los intereses privados que últimamente ha representado, para impartir una conferencia. Un inseparable tándem, y una evidente muestra de complicidad entre el poder político y el mediático. Si el señor González encarna el agua, el señor Cebrián el viento, la ola mediática, encargada de llevar los mensajes de la rosa azul de los mares, a las orillas más recónditas del planeta azul.

El señor González, ha sido de nuevo mal recibido por los estudiantes, como en su día lo fueron también el señor Aznar, o la señora Rosa Díez, y ha visto coartada lamentablemente su libertad de expresión, al igual de la que muchos ciudadanos padecen hoy en día por la Ley Mordaza, o cuando pretenden manifestar sus opiniones en los diarios y en las radios saturadas de cartas y de llamadas, cuando no por las líneas editoriales, y por la falta de espacio tan restringida, que los mismos ponen a disposición de los lectores y de los oyentes.

O como la que muchos socialistas, compañeros de su partido, desearían efectuar por medio de la celebración de una consulta que permitiese a los militantes y simpatizantes expresarse democráticamente por medio de un "sí", o de un "no", su apoyo o no a la investidura de Rajoy. Por no hablar de aquellos socialistas, que en su día mantuvieron su disciplina de voto, y decidieron acatar la decisión de su comité federal, de no apoyar al señor Rajoy en su investidura, y que aún hoy, antes de votar, se abstienen de emitir juicios de valor en público, por respeto a sus compañeros de partido. ¿No es este un buen ejemplo, tal vez para que el señor González tomase de una vez buen ejemplo, no cuestionase las decisiones internas, y fuese fiel a la disciplina de voto de su partido?

Es posible, que la misma indignación que hoy padece el señor González, la sufran los militantes y simpatizantes del Psoe, cuando se dieron cuenta, que la gestora encargada de dirigir temporalmente los designios del partido, no fue elegida por ellos, motivo por el cual, tienen hoy toda la razón de sentirse igual o más indignados que el señor González, al no sentirse expresados, escuchados, ni representados. En definitiva, es posible, que el señor González, haya sufrido injusta e igualmente un boicot como el que en su día provocó, quizás de una manera torpe e involuntaria, con su llamada a la SER, poniendo en entredicho la voz del comité federal de su partido. Pero de lo que nadie duda, es que el señor González, no es un buen ejemplo para la incontinencia verbal, ni para la abstención.

Resulta curioso, que los mismos que hicieron trizas el Psoe, son los que hoy hablan de "coser" la organización. Como si el partido socialista fuera un traje, o un trapo descosido, en lugar de un cuerpo orgánico. El complejo que muestran algunos barones a la hora de emplear ciertos términos como "sutura" o "abstención", no es un buen síntoma que refleje una verdadera libertad de expresión interna. La disciplina de voto o de partido no debiera de ir en contra de unos ideales tan altos como los que el partido propugna como son la igualdad, la libertad o la fraternidad.

No ha trascendido, si el señor González acudió en chandal, con la apariencia más propia de un Míster, a comentar las últimas y próximas jugadas de su equipo. A lanzar las consignas a las que nos tiene acostumbrados, o la alineación del encuentro que tendrá lugar este próximo domingo, en la calle Ferraz. Quizás más de un periodista deportivo, se haya quedado con las ganas de preguntarle al señor González por qué ha elegido a Podemos como enemigo y no como aliado, o por qué cree que en la derecha están sus más acérrimos defensores. O con qué valor moral (de abstenerse el Psoe, y de entregar el gobierno al PP), va a ejercer de oposición simultánea al PP y a Podemos, mientras se intenta reconstruir el partido. Una abstención muy similar a la que en su día imposibilitó una consulta popular para que los españoles eligiesen de una forma democrática si deseaban Monarquía o República, después de la abdicación del rey emérito.

Sería extraño pensar que el señor González no llevara a dicha conferencia, sus recetas y su nuevo botiquín de urgencia, con el cual paliar los efectos colaterales de su última y mala llamada. Que no nos hubiera hablado de las ventajas de una futura abstención. Si el señor González recapacita, y es honesto consigo mismo, cosa que nadie duda, llegará a la conclusión (en vista de lo anteriormente expuesto), que no tiene motivos consistentes para lamentarse en exceso. Al fin y al cabo, el sigue formando parte, de manera extra oficial, del nuevo equipo médico, elegido por la dirección del hospital. El mismo que abrió más la herida, y que aun anda intentando facilitar el gobierno a la derecha entre sutura y sutura.

José Luis Meléndez. Madrid, 20 de octubre del 2016
Fuentes de la imagen: Flickr.com

14 de octubre de 2016

Intimidación

¿Quién eres tú, José Luis?,
¿Dibujante, cantante, escritor?,
Romántico, y pésimo seductor,
en busca de su flor de Lis.

¿Qué fue de aquel dibujante,
que con el óleo y el pincel,
vio en el payaso aquel,
el corazón de un amante?

¿Dónde está aquel cantante,
lírico - trovador - medieval,
con versos de amor fatal,
y acordes altisonantes?

¿Cómo te atreves, osado escritor,
pergeñador de La Pluma en Ristre,
esa que detesta y embiste,
las fauces del dictador?

¿Dónde se esconden tus musas?,
¿quién te ha otorgado tu genio?,
¿por qué has entrado en el gremio?,
¿no crees que te pasas y abusas?

¿Por qué te citas con Amanda,
y engañas a tus lectores,
si ellos son ya sabedores,
que ni escribes, ni piensas, ni mandas?

Un consejo te doy, aprendiz de plumilla:
si quieres seguir aun vivo,
deja de escribir, o me chivo:
¡Tu pluma me duele, me mata y me humilla!

José Luis Meléndez. Madrid, 4 de septiembre del 2016
Fuente de la imagen: Flickr.com

7 de octubre de 2016

A Forges

A Antonio Fraguas, en agradecimiento a su colaboración en La Pluma en Ristre:

Ay, Forges que forjas y fraguas,
tu impronta en cada dibujo,
que haces reír con arte brujo,
que cubres al pobre con tu paraguas.

Ilustrado Honoris Causa,
colaborador de La Pluma en Ristre,
ahuyentador de momentos tristes,
humorista tenaz sin pausa.

Honorable padre de criaturas,
de rostro y nariz prominentes,
que piensan, sonríen, y sienten,
que sanan la pena que curas.

Defensor del medio ambiente,
adalid del bien común y social,
contrario al maltrato animal,
humano, entregado y valiente.

Distinguido icono del humor,
azote de los ricos y mercados,
abogado de los olvidados,
arquitecto de un mañana tentador.

Dadivoso corazón solidario,
temido e invencible guerrero,
intelecto punzante de hierro,
versátil autor legendario.

Maestro sabio e ingenioso,
de idea zurda y honesta,
que disputa y que contesta,
con trazo justo lo injurioso.

José Luis Meléndez. Madrid, 22 de septiembre del 2016
Fuente de la imagen: YouTube.com