Translate

1 de diciembre de 2016

Modales congresuales

Convendría revisar las normas internas que rigen la cámara, con objeto de que la normalidad imperante hasta ahora, siga siendo la tónica a seguir en los próximos años

Los políticos proponen medidas económicas, sociales, ejecutivas, legislativas, pero no elaboran medidas para aplicarse a sí mismos. La llegada de nuevas fuerzas políticas al Congreso, y de sus nuevas formas y modales, ha sorprendido a las señorías que hasta ahora ocupaban sus escaños, y a la ciudadanía. El cambio generacional y educacional se ha hecho más que patente, en el hemiciclo. Los tonos altisonantes, la sobre actuación, y las muestras íntimas de cariño, son un claro ejemplo de ello.

En vista de lo que antecede, convendría plantearse si sería conveniente actualizar y revisar las normas internas que rigen la cámara, con objeto de que la normalidad imperante hasta ahora, siga siendo la tónica a seguir en los próximos años. El Congreso de los Diputados, es el templo de la democracia. La máxima representación de la soberanía nacional. La Cámara, no debiera por lo tanto convertirse en un teatro, en la antesala de un club de la comedia, ni sus despachos en una agencia de contactos, como algunas fuerzas desafortunadamente han llegado a proponer. De igual forma alguna de las nuevas fuerzas, debiera, por respeto a los ciudadanos, saber diferenciar el tono parlamentario y constructivo que desean todos los españoles, del tono mitinero y de puños fuera, más propio de Mazinger Zeta.

Las normas sociales de conducta o de convivencia, llevan implícitas valores morales como la comprensión, la empatía, y la tolerancia. Un sentido del humor desmedido o excesivamente irónico, y un tono excesivamente agresivo, pueden dañar la sensibilidad de muchos ciudadanos que esperan de sus políticos un ejemplo a seguir. Los españoles echan en falta más contenidos en los debates políticos y menos poses. Destacados líderes de la izquierda, han demostrado que no hace falta vestirse como un leñador, para ser más progresista. Ni gritar como una grulla para enfatizar más el mensaje.

Los ciudadanos han dado durante estos cuatro años, un ejemplo encomiable de resignación, y de acatamiento a las normas establecidas. Es más, han visto endurecidas sus normas de convivencia por parte de la clase política, por medio de leyes como La Ley Mordaza, y se han apretado el cinturón con la reforma laboral. ¿Por qué no tienen los ciudadanos el derecho de exigir a sus ciudadanos que como mínimo guarden sus formas, igual que ellos lo han hecho durante estos años?
Va a cumplirse un año sin gobierno. La desafección de la clase política, ha aumentado en los ciudadanos. La falta de voluntad de sus líderes para llegar a acuerdos, los mensajes lanzados a la sociedad, en lugar de reunirse en despachos, han terminado por cansar a los ciudadanos.

La clase política tiene un reto muy importante, y es el de volver a conectar y a recuperar la confianza de todos los ciudadanos. Los espectáculos que han dado algunas fuerzas, en los últimos días en la celebración de sus comités federales, puede ser una de las últimas gotas que hagan rebosar el vaso de la paciencia de los españoles. Algunos medios de comunicación, han contribuido a ésta desafección por medio de la filtración de los contenidos de las reuniones secretas, actuando a la vez de una forma deshonesta con la intimidad propia de estos encuentros. Muchos periodistas, han convertido este material en carnaza, y se han cebado en los platós de televisión, retratándose ante la audiencia. Este sí que ha sido el verdadero espectáculo, ver a los periodistas de la crónica parlamentaria, hacer prensa del corazón.

Por todo ello, a continuación se proponen una serie de medidas y de reflexiones, algunas en un tono jocoso, con la intención de desdramatizar la grave situación que atraviesa España. Con ellas se pretende que la clase política reflexione, y que se acerque a la realidad social de su país, y podamos entre todos, ciudadanos y políticos, recuperar la confianza que perdimos hace años.

Código ético

Pero sin duda, el aspecto más importante, a la hora de plantearse esta revisión o actualización de las normas de la cámara, serían las relacionadas con el ámbito de lo moral. La incorporación de un código ético, fomentaría unas intervenciones y unas mejores relaciones entre los distintos miembros y grupos parlamentarios. El debate ganaría en profundidad, y los políticos estarían mejor valorados por los ciudadanos. Todos saldríamos ganando.

Se propone como medida, que las señorías que hayan sido vistas vestidas con traje y smoking fuera del hemiciclo, y no acudan a él, con la solemnidad habitual, sean instruidos acerca de los valores que representa el Congreso de os Diputados. Se recomienda que se establezca un sistema de becas, para que las señorías en riesgo de exclusión, que no puedan adquirir un traje, para sus funciones habituales de representación, puedan adquirir un traje o una chaqueta en condiciones.

Se recomienda de igual manera, que no se mencione a los ausentes de forma despectiva. Que no se utilice el tono de la voz como un instrumento amenazante. Que sus señorías aprovechen los espacios privados, para demostrarse sus muestras de cariño, y no lo hagan en el centro del hemiciclo, en plena retransmisión televisiva. Se propone de igual forma, que las llamadas realizadas dentro del hemiciclo, a miembros de otras fuerzas políticas, por muy afines que estas sean, sean consideradas como un acto de transfuguismo.

Se propone de igual forma, que se establezca un plazo a convenir entre las distintas fuerzas, para que las señorías que no hagan uso de sus carteras ministeriales, las devuelvan en un plazo razonable. Se propone la creación de rutas desde El Congreso por los distintos barrios, para que sus señorías tomen contacto con los ciudadanos, y con la realidad de su país. Se somete a proposición un número de horas de calle para cada diputado, para de esta forma distinguir su reputación dentro de la cámara.

Se propone que al inicio de cada sesión, sus señorías guarden un minuto de silencio, en memoria de los españoles que peor lo están pasando, hasta que se termine la crisis. Se propone que sus señorías den ejemplo, y devuelvan parte de los honorarios percibidos durante este año, de la misma forma que los ciudadanos han visto reducir sus prestaciones sociales, y sus derechos laborales.

Reformas en el edificio

Con objeto de evitar gastos a los ciudadanos, antes de proceder a la reforma del edificio, se rogaría a los señores diputados de la nueva política que se abstengan de lanzar puñetazos al cielo. De esta forma se evitaría el reforzamiento, y el apuntalamiento de la bóveda del hemiciclo. Se sugiere, que en la medida de lo posible, sus señorías eviten recurrir a las descalificaciones personales. De esta forma, los ciudadanos se evitarían el desembolso presupuestario para la construcción del insultadero.

Se propone igualmente, que si a sus señorías les asalta el sueño, por respeto a todos, salgan a tomar un café, y a mojarse la cara. De esta forma nos evitaríamos la sala del sueño. Que se establezca un medidor del sonido, para que cuando un parlamentario, en el uso de la palabra grite más de lo normal, el micrófono quede en modo silencio, hasta que recupere el tono normal de la Cámara.

Se propone para la consideración de todos los grupos, que el tablón luminoso que realiza el recuento de votos, pase a denominarse votómetro. Se propone la instalación de un suelo antideslizante, para que sus señorías no escurran el bulto, y puedan agarrarse y centrarse con mayor facilidad, a las preguntas formuladas. Se propone el acondicionamiento de una sala, para que los ciudadanos que lo deseen puedan ver por circuito cerrado los plenos que se lleven a cabo en la cámara. Se propone que se habilite en el Congreso una estatua que simbolice al ciudadano, para que sus señorías, tomen conciencia en el lugar en el que están, y aquello que representan.

Proposiciones de ley

Con objeto de evitar lesiones y ausencias, se propone la impartición de cursos de salud laboral, relativos a formas posturales, así como de control del sueño. Se propone de igual manera que sus señorías establezcan un horario semanal, para que puedan recibir a los distintos representantes de los ciudadanos.

Con objeto de fomentar el espíritu de equipo, se propone la creación de un grupo coral, por medio de la cual sus señorías puedan educar y entrenar sus voces, y deleiten a la ciudadanía con su ejemplo de unidad. Con objeto de facilitar el tránsito habitual de personas dentro de la cámara, se propone el establecimiento de una ruta de senderistas, para que los mochileros puedan asaltar sus asientos.

Se propone que si sus señorías hacen uso del transporte público, y renuncian al coche oficial, contribuyan con su sueldo al pago del servicio de escolta, si este sobrepasa los gastos del desplazamiento en coche oficial. Se propone que se establezca un control de asistencia, y que las faltas sin justificación, sean objeto de sanción.

Se propone la incorporación de medidas disciplinarias y deportivas, como puede ser la aplicación de la tarjeta amarilla, en lugar de las llamadas al orden. Se proponen de igual forma, medidas testadas y con resultado eficaz como es el carnet por puntos. Se propone que la cámara someta a votación la prohibición del uso de juegos y de móviles, de manera especial en los debates retransmitidos por televisión.

José Luis Meléndez. Madrid, 15 de agosto del 2016
Fuente de la imagen 2: flickr.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario