Translate

26 de junio de 2014

Riserías 36 a 40

Madrid, 02 de Julio del 2014:
40.- No tiene mucho pelo, porque come mucha “pasta a la calvonara”.

Madrid, 01 de Julio del 2014:
39.- ¿Cuál es el colmo de una “niña-pera”? Tomar “rayos uva”.

Madrid, 30 de Junio del 2014:
38.- A esta empresa le gusta mucho "pro-ratear” a sus empleados.

Madrid, 27 de Junio del 2014:
37.- Estoy “hasta las narices” de este resfriado.

Madrid, 26 de Junio del 2014:
36.- Soy tu “chuche”, porque además de ser tu “chupa- chups”, te lo pasas “pipa” conmigo.

Madrid. Autor: José Luis Meléndez.
Fuente de la imagen: Flickr.com

23 de junio de 2014

Doble moral

La honestidad, es uno de los valores fundamentales del individuo

“To be or not to be, that is the question”. La honestidad, es uno de los valores fundamentales del individuo. La autenticidad de la persona, debiera ser proporcional, a la responsabilidad del cargo, que esta ocupa en la sociedad. El incumplimiento de esta sabia máxima, atribuida a Shakespeare, es y ha sido, uno de las graves carencias de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

La fidelidad a los principios, empieza por uno mismo. Los valores, de hace una generación, han pasado a un segundo plano. El ciudadano se ha cansado de ser, y elude ser etiquetado. El compromiso y esfuerzo que adquiere uno al definirse, y el miedo al rechazo, a la hora de declarar públicamente sus principios, nos han conducido a la hora de relacionarnos, a una expresividad enmascarada.

Esta moral de casino con su “doble o mitad”, parece haberse quedado para instalarse, al menos como moda pasajera. Ser dos a la vez, no al mismo tiempo, pero si en cada ocasión, debe tener algunas ventajas para algunos: no pierdes amigos, y siempre quedas bien, menos contigo mismo…

Dos días después del discurso de proclamación del rey Felipe VI, la sociedad ha sido testigo presencial de algunos "fenómenos paranormales" o Poltergeist: Losantos monárquicos, Peñafieles pro Leticia, y "republicanos" adulando al nuevo rey. ¿Personas que al escuchar palabras ajenas, han perdido su voz propia...? Un misterio lo suficientemente enigmático, para no perderse el programa "Cuarto Milenio".

José Luis Meléndez. Madrid, 23 de Junio del 2014.
Fuente de la imagen: Flickr.com

20 de junio de 2014

Contra la ceguera


13/06/14: 19:30H. SALÓN DE ACTOS. PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE JULIO ANGUITA "CONTRA LA CEGUERA": 40 AÑOS LUCHANDO POR LA UTOPÍA. PRESENTA: VICTORIA CARO.

Si existiese una calculadora alfabética, y sumásemos los términos “libro”, “Anguita” y “Ateneo”, el resultado se dicha operación sería: aforo completo.
Minutos antes de la hora de inicio, aparece sonriente por el pasillo central, y habla tranquilo con algunos conocidos que se le aproximan.

Acude vestido y resplandeciente para la ocasión, con traje de verano color beige, camisa a rayas verde y blanca, como para dar más luminosidad a sus palabras, e intentar librarnos, aunque sea de manera inconsciente, de esa ceguera interior que siempre nos acecha. Zapatos, cartera y cinturón marrón claro.
Dispuesto a hacer de hoy, trece de Junio del dos mil catorce una tarde inolvidable. Empieza con puntualidad inglesa, a las diecinueve y treinta minutos, y lo hace con una referencia a su amigo del alma, Carlos París, presidente de El Ateneo, con el que compartió amplias y profundas tertulias. Todavía recuerda emocionado las últimas palabras que apenas una semana antes de su fallecimiento, intercambió con él. Breve y honorífico silencio en el salón de actos.

Gracias a los tres templetes que adornan la parte anterior del salón de actos, que hacen referencia a las civilizaciones romana, árabe y cristiana, damos fe que estamos en la Docta Casa. Porque si desviásemos la atención, y nos fijásemos en sus ojos ojivales y en su barba moruna, entenderíamos porque aun algunos simpatizantes, siguen refiriéndose a él con el cariñoso apodo de “El califa”. Salida pues de la mezquita, y entrada en El Ateneo.

El libro “Contra la ceguera”, cuarenta años luchando por la utopía, es un libro en palabras del autor, “escrito a cuatro manos”. Los dos autores del mismo son Julio Anguita y Julio Flor, el cual no ha podido asistir al acto de presentación por encontrarse fuera de Madrid. Presenta e introduce el acto la secretaria de la sección de Filosofía de El Ateneo, Victoria Caro.
La ausencia del coautor lejos de deslucir la ceremonia, amenaza con hacerse más reluciente, porque Julio Anguita, viene acompañado de sus otros yo.
Su perfil profesional nos recuerda a Machado, porque además de Licenciado en Historia, es Maestro, escritor, y sobre todo un filósofo que a través de la crítica social, aporta soluciones a la sociedad a la que pertenece. El Ateneo es consciente, y por eso ha enmarcado el acto dentro de la sección de Filosofía.

La presentación se inicia con una breve, pero significativa semblanza del autor. Julio Anguita, nace en Málaga en 1941. Licenciado en Historia y Magisterio, su actividad profesional la centra en el ámbito de la docencia.
En 1979 toma posesión de la Alcaldía de Córdoba, y se convierte de esta forma en el primer edil republicano desde la Guerra Civil. Nueve años después, en 1988, es nombrado Secretario General se Izquierda Unida, cargo que ocupará durante once años, al igual que como Coordinador de IU.
Un año después, en 1989, da el salto a la política nacional, y obtiene escaño de Diputado en el Congreso, al frente de su grupo parlamentario, Izquierda Unida.

Pero si tuviésemos que resumir algunas de las honestas, proféticas y respetadas declaraciones de este carismático político, admirado hasta por sus más fervientes adversarios, nos encontraríamos con algunas como las siguientes.
En el año 1997, en la fiesta del PCE, defiende ante sus militantes una España republicana y federal. Solo un año después, en el mismo evento, declara que su partido había aceptado la Monarquía de forma temporal, durante la Transición, siempre y cuando se desarrollase la Constitución.
El cinco de Diciembre del mismo año, durante el transcurso del XV Congreso del PCE, equipara en lo político al PP y al PSOE.

Años después, el 1 de Junio del 2005, en el XVII Congreso del PCE, denuncia la sumisión de los sindicatos y de la izquierda, al orden capitalista establecido.
Entrado el año 2008, el veintidós de Abril ante la debacle electoral atribuida según él, a la falta de una línea clara, similar a la del PSOE en estos momentos, expone la necesidad de un referéndum, unido a un programa que defienda la democracia radical.

En la actualidad es miembro del movimiento social “Frente Cívico”. En su día renunció a su pensión de diputado, porque para vivir, tenía bastante con la de Maestro. Ha estado y estará presente, mientras la salud se lo permita, en las marchas por la dignidad, y aboga por una nueva sociedad formada por una unidad plural y ecológica, como hombre enamorado de la naturaleza a la que pertenece.

Esta breve semblanza nos puede dar una idea sino exacta, muy aproximada de la seriedad, honestidad y respetabilidad de este guerrero de la paz, que en los momentos más adversos ha sabido permanecer fiel a los colores de su ideario, a través de un mensaje claro, conciso y consecuente con su proyecto vital. El ave fénix, ha sabido resurgir de las más diversas y adversas circunstancias como los problemas de salud, y otras circunstancias personales más dolorosas.

El libro, nos dice, está escrito a cuatro manos con una narrativa Galdosiana, es decir, con hechos históricos como los de los “Episodios Nacionales”.
El eje central lo sitúa en lo que denomina la década prodigiosa, comprendida entre los años 1984- 1994, pero durante su intervención, hace referencias a acontecimientos posteriores a dicho periodo.

Este recorrido social y político lo inicia desde la creación del Mercado Común, la Unión Monetaria y política, y la caída del muro de Berlín hacia los dos lados. Enumera algunas características de esta década, y lo hace con una dura crítica, a la intervención militar de Irak, en la guerra del golfo, en el año mil novecientos noventa, y a su interés petrolífero, camuflado de armas de destrucción masiva.

Hace una referencia del acta de París, reunión a la cual acude Mijail Gorbachov, Felipe González, y las grandes potencias acuerdan que las fronteras van a ser inviolables. La primera pregunta que se hace y a la vez nos traslada es la siguiente: pero entonces… “¿cómo es que desaparece la antigua URSS por implosión? ¡El mundo va a ser mejor…! se nos asegura, pero ya hemos podido comprobar con el paso del tiempo, que no ha sido así”.

Se rebela contra las fuerzas que dirigen el mundo, como las de Fukuyama, y nos dice que la verdadera fuerza, no es la del los lobbyes, sino la del hombre. También se nos dijo, prosigue: El capitalismo ha ganado y es garantía de futuro, el Marxismo, ha muerto. Pero si el Marxismo ha fracasado… entonces ¿qué pintan los partidos comunistas? Consecuencia: ¡disuélvanse y hagan el relevo con los Socialdemócratas! El nombre de Santiago Carrillo se llega a escuchar por el estrado…

El entonces Partido Comunista de España desaparece. Después lo harán otros partidos fuertes y asentados como el Partido Comunista Italiano, que caen como las fichas de dominó, sobre el tapete azul de la mesa europea.
En 1959, la Social democracia alemana renuncia al Marxismo, y acepta el sistema capitalista. Años más tarde, en 1974, el congreso del PSOE se reúne y acuerda abandonar el Marxismo. Felipe González flirtea con la derecha.

Achaca al tratado de Maastrich, una de las causas de la posterior crisis. Izquierda Unida, después de reunirse con prestigiosos economistas llega a la conclusión que el Estado, en lugar de cobrarnos y pedir créditos para financiarse, tendría que acudir a la banca privada y no a la Pública como se hizo, es decir a través del Banco de España. Pero unos años más tarde, ironiza: “algunos todavía sorprendidos exclamaron: ¡Es la crisis! Como si les hubiese venido del cielo…”.

Denuncia que en los años 2007 y 2008, cuando Francia y Alemania sobrepasan con creces los límites del PIB de su deuda, en cantidades muy superiores a la española, no se les dijo nada, y recrimina a los gobiernos responsables, los millones de euros que se han invertido en los bancos españoles como Bankia.

Califica a la globalización como la nueva religión trinitaria o de las tres cabezas, en alusión a la troika: BCE, FMI, y Comisión Europea.
Es el turno de la OTAN. En 1999, la organización se reúne en Washington. Se acuerda hacer una OTAN independiente de la ONU, con manos libres, para poder actuar de forma unilateral, en contradicción a la de 1986.
Retrocede al año 1991 y critica al presidente Bus, con la OTAN a su servicio en la guerra de Yugoslavia, y nos recuerda las duras acusaciones que su grupo parlamentario hizo al entonces secretario general de la OTAN, D. Javier Solana Madariaga, cuando le acuso de genocida.

Critica a los medios de comunicación. Explica cómo se les censuró su entrada en la segunda parte de la reunión, en la intervención del secretario general de la ONU, Kofi annan acompañado de Federico Trillo en el Congreso, y la pasividad y falta de denuncia de dichos medios ante tan grave situación. Se cortó la radio y la Televisión.

En cuanto a la situación actual, acusa a los distintos gobiernos desde el año dos mil once, de alta traición, por haber atendido antes a los bancos que a los ciudadanos. También tiene unas palabras a la reciente abdicación del rey, y nos recuerda que inviolable es sinónimo de no imputable, y que el presidente de la república de EEUU, no es inviolable.

El gobierno está enajenando la dignidad del País. Crecer sin repartir, es decir nada. La justicia (con minúscula) está secuestrada por ley, a la cual no pueden acceder los ciudadanos por falta de medios.
Ante la instalación de concertinas por el gobierno en Ceuta y Melilla, formula la siguiente pregunta: ¿qué clase de cultura cristiana tenemos?
Manifiesta su perplejidad por las primas de setecientos cincuenta mil euros de los futbolistas en un panorama social y económico como el actual,mientras se recortan salarios y condiciones al resto de ciudadanos, y anticipa el agravamiento de la crisis.
Concluye su exposición con una frase: “no tengo pruebas, tengo la experiencia de lo que he vivido”.

Podría haber dado por finalizada la sesión, pero el autor, traslada el protagonismo a su auditorio, mediante un amplio turno de ruegos y preguntas. A través de dichas intervenciones señala como la situación actual no la puede cambiar ningún partido: “ni siquiera el mío, puntualiza”. Es necesario un Frente Cívico de una nueva izquierda, COMPROMIS, EQUO, IU, PODEMOS, etc, en donde se de cabida a militantes, simpatizantes, y ciudadanos desprovistos de carné, y en donde se vayan cerrando acuerdos puntuales con programas convergentes en las ágoras o Ateneos. Todo esto tiene que ir añadido de un discurso veraz y transparente, mediante el cual se vaya explicando a los ciudadanos los programas, y se les aclaren las dudas. El objetivo no es otro que devolver al pueblo la soberanía nacional, a través de ese hilo rojo de unión.

Hay que informar al pueblo de sus derechos, pero también de sus obligaciones. No hay que darle pescado al pueblo, sino una caña y enseñarles a pescar. No se trata de denunciar cada problema al Frente Cívico, sino que este proceso exige un cambio de mentalidad en las personas. Tenemos que relacionarnos más entre vecinos, ser más participativos y responsables desde la individualidad para construir juntos esta nueva sociedad, unos desde la acción y otros desde las ideas, y siempre desde una vía pacífica.

La sociedad exige no solo una mayor, sino una mejor Democracia. Esto se consigue no solo limitándose a votar cada cuatro años. El pueblo le tiene que decir al capital por donde tiene que ir, y no al revés. ¿Cómo es posible que un gobierno se mantenga en el poder, incumpliendo la Constitución? Ya es hora que despertemos.

Julio Anguita ha demostrado una vez más a su auditorio, su competencia y su autoridad moral a la hora de impartir conferencias. Su oratoria es llana, profunda. Sus palabras están tejidas como filigranas alhambradas. No necesita salir al exterior, ni cobrar grandes cantidades de dinero por ello. Es un guerrero que prefiere el cuerpo a cuerpo con su pueblo, bien sea en las calles, en la televisión, o en los ateneos, como hoy ha demostrado.

“Estas ahí para luchar, pero el cargo no es tuyo.¡Es del pueblo!", le dijo en una ocasión a un camarada suyo. “La democracia es un convenio permanente, no solo votar cada cuatro años”.
Hoy, nos dice, ha venido acompañado de su médico, que como un lector más, se ha mezclado entre el auditorio. No es oculista, porque si hay una facultad por la que Julio Anguita, se ha caracterizado en todo momento, es por la de su capacidad de visión, sabia y objetiva: “Hay ideas luminosas por las que uno es atraído como una polilla. De lo que se trata, es de no acabar como éstas, cegados y atrapados en la bombilla”. Una simbólica advertencia “contra la ceguera”.

José Luis Meléndez. Madrid, 16 de Junio del 2014.
Fuente de la imagen: YouTube.com

13 de junio de 2014

Miedos y medios

El resultado de las elecciones europeas, y la abdicación del monarca, han transformado el escenario político español. Bien es sabido que los españoles no votaron en las generales un Jefe del Estado, sino un presidente de Gobierno, y un programa electoral.

La Carta Magna española, y su reforma, es la única referencia bibliográfica que los partidos hacen, cuando sale a relucir el debate del referéndum, en lugar de hacerlo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuando nos dice: “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Todos los cargos públicos, deben ser periódicamente electos en libertad, por sufragio universal, y en condiciones de igualdad. En democracia, los poderes económico y militar, deben estar sometidos al control civil y democrático”.

El unánime y fulgurante relevo en las cúpulas de los principales medios de comunicación de forma reciente, la escasa presencia de imágenes de los ciudadanos en las plazas públicas en los mismos, y los titulares descafeinados de cifras, han provocado más de un titular en formato de denuncia pública en la prensa digital, que se ha hecho eco de dichas maniobras.

Las declaraciones de algunos todavía dirigentes del PSOE, no hacen más que avivar el hasta entonces aburrido discurso político. El Secretario general se ha visto en la necesidad de repetir por activa y por pasiva que “el PSOE es un partido de hondas raíces republicanas”, en respuesta a algunas Federaciones como Baleares o Galicia que proponen ante la disciplina de voto, un debate más profundo y democrático, vía referéndum.

El mensaje parece no haber calado y el señor Jáuregui en recientes declaraciones ha dicho: “si hubiera una mayoría por la República, el PSOE la encabezaría”. Pretérito pluscuamperfecto con el cual D. Ramón pone en entredicho dicha mayoría, a la vez que escurre el bulto, al no emplear un tiempo verbal presente.

Hablar de mayorías o minorías infundadas sin un referéndum democrático, no debe ser muy republicano, y a la rosa parece que le han “metido en un jardín”. Los jardines privados no son una buena residencia para una rosa que desea ser admirada.
¡Cuánto daría la rosa por estar en un jardín público!¿Miedos y medios o miedos enteros? Será cuestión de preguntar a la rosa, antes que esta se marchite.

José Luis Meléndez. Madrid, 13 de junio del 2014
Fuente de la imagen: Flickr.com

8 de junio de 2014

"Un globo, dos globos, tres globos..."

Los globos sonda del señor González

La infancia es una etapa que nos acompaña de manera ineludible durante el transcurso de nuestra vida. Todos llevamos un niño dentro, que cuando se despierta quiere que juguemos con él, le leamos, paseemos y cantemos las canciones más queridas. Cuando somos niños grandes, nos convertimos en adultos pequeños, y decimos o hacemos cosas que nunca haría ningún mayor.
Es muy posible que Felipe González, haya tarareado la simpática canción que ustedes recordarán y que decía: “Un globo, dos globos, tres globos, la luna es un globo que se me escapó...”, muy sonada en la etapa de la Transición española.

El primer globo que sopló el Sr. González, era de color blanco, y contenía en su interior gas natural, pero como era muy aburrido dicho color, a pesar del trabajo tan bien pagado, decidió dejarlo y comunicarlo de una forma un tanto inmoral a los seis millones de parados que “aburridos” de desesperación, no encuentran un trabajo digno para poder llevar comida a sus casas. El segundo era de un color fucsia, mezcla del color azul del PP y del rojo del PSOE. Con él nos dio a entender, antes de las elecciones europeas, que un futuro pacto PP-PSOE, sería un acuerdo deseable para el Estado Español. El tercero es del color azul cielo que surca la gaviota del PP. No contento con los resultados de las Europeas, se dedicó a calificar a los compañeros de la nueva fuerza democrática de la izquierda de “Bolivarianos”.

Inflar globos, no es lo mismo que hacer burbujas. El riesgo que corres y que aprendimos de niños, es que te pueden estallar en la cara. Que el señor González anda algo nervioso, desorientado y muy perdido es algo evidente cuando nos demuestra con estas declaraciones, desconocer a estas alturas quien es su adversario más diestro.

¡Qué razón tenían Epi y Blas!, cuando nos decían que no es lo mismo la izquierda que la derecha, ni estar arriba que estar abajo...

José Luis Meléndez. Madrid, 8 de Junio del 2014.
Biblioteca Pública "Eugenio Trías"
Fuente de la imagen: Flickr.com

2 de junio de 2014

Verde te quiero

Si hay una forma de vida que pasa desapercibida ante nosotros, es la del reino vegetal

Antes que cazador, el hombre fue agricultor. En un principio el hombre vivía en armonía con la naturaleza, pero a lo largo de la Historia, no le ha bastado con traicionarla y abandonarla. Ha salido a su encuentro para explotarla, y no contento con ello, la ha ido trayendo en porciones a su entorno, bajo diversas representaciones, y en distintos formatos como tiestos, centros, jardineras, jardines, parques, jaulas y “zoo-ilógicos”.

Si pensamos en verde, podemos empezar diciendo que hay floristas y cubeteros. Los floristas profesionales, saben ofrecer a sus clientes una respuesta a cada consulta. Están a la altura y físicamente en el mismo lugar todos los días. Venden flores, pero también plantas, y pagan sus impuestos como cualquier hijo de vecino. Las floristerías por internet, carecen de dicho trato personalizado y muchas veces profesional. No podemos observar el estado de la planta, ni oler las fragancias que nos regalan de forma gratuita, estos maravillosos seres inertes en recompensa a nuestra visita.

“Díselo con flores”, es la coletilla comercial que una conocida red de floristerías proclama, con el propósito de aumentar su facturación. Porque si se dirigiera a su amplia clientela, estaría discriminando a una aplastante mayoría: la de los amantes de las plantas. Pues ya lo saben, hasta en lo comercial hay que ser demócrata, y aunque no te guste, has de gustar. Si hay una forma de vida que pasa desapercibida ante nosotros, es la del reino vegetal, y la forma más familiar de relacionarnos, es a través de los seres con los que más tratamos, es decir, con las flores y las plantas.

En la antigüedad, tener plantas era sinónimo de cultura. Hoy las plantas son asequibles, pero no todo el mundo tiene la sensibilidad, y la cultura necesaria para tenerlas en buenas condiciones, sentirlas y ver cómo crecen y se expresan. Las excusas del tipo: “las plantas se me mueren” “no me duran” o “me las han dado mal”, son expresiones de un recreo de primaria. El simple acceso a internet y a Google, para conocer la ficha de la planta y sus simples cuidados, no nos llevan más de quince minutos. ¿Qué es un cuarto de hora en relación a una vida que nos ofrecen estos seres?

Convendría hacer un simple estudio de mercado para comprobar de forma fehaciente, que la mayoría de las personas que “matan” involuntariamente una planta, son personas que no sienten la vida vegetal. Se te puede morir una planta, pero si durante su agonía o después de su fallecimiento, no te preocupas de preguntar o de informarte de cuales han sido sus motivos, queda todo aclarado. Es importante por lo tanto a la hora de adquirir una planta, informarse antes de las características ambientales de la misma: frecuencia de riego, grado de exposición a la luz, temperatura, tipo de tierra, abonos, etc.

La “automedicación” en las plantas, tampoco es muy aconsejable, motivo por el cual, ante cualquier anomalía que notemos a tiempo, es mejor consultar a un florista en lugar de cualquier amiga, sino queremos perder la planta. Las flores artificiales son una buena opción para las personas que viajan mucho, no tienen tiempo o motivación de dedicar unos mínimos cuidados. Hay otro tipo de clientes, a los que podríamos denominar “estetifleurs”. Son aquellos que dan más importancia a la estética que a la planta en sí. Buscan el lugar en el cual “queda mejor la planta”, en lugar del lugar más idóneo para su confort y desarrollo.

Los “materos”, frecuentan los viveros. Son llamados así porque valoran más el fruto, que el amor con que la mata se lo regala. Su amor hacia la planta es inversamente proporcional a la cantidad y calidad de cosecha que reciben. Una vez cortados los frutos, y acabada la temporada les da lo mismo la planta. Capitalismo productivo y ecológico. Tanto tienes, tanto vales. Los ramos de novia son “preciosos”, cuando están acabados. A la futura esposa le importa mucho que el color y el estilo de la composición vaya en sintonía con su peinado y su vestido, igual que la conservación del mismo, pero siempre se le olvida preguntar por la técnica con la que ha sido manufacturado: la técnica del alambrado. Esta “técnica” artesanal, consiste en introducir un alambre por el interior del tallo, para que la planta elegida pueda ser doblada y manipulada al antojo del “florista” y de su “propietaria”. A la vez que se va introduciendo el alambre por el tallo, los vasos sanguíneos se van rompiendo. Si la planta elegida por la novia, tiene la suerte de tener un tallo fino, el alambrado se realiza por el exterior del tallo, rodeando este en espiral.

Pero eso no es todo. Una vez finalizada la ceremonia, en un gesto ilógico, eso sí tradicional, se tira la planta a la siguiente novia, en un “gesto simpático” y de “agradecimiento...” Todo un gesto de “amor” en consonancia también con un acto tan enternecedor y emotivo. ¡Curioso! La tortura en el reino vegetal también existe. La escondemos para no avergonzarnos, reconocernos y estropear el carácter “festivo” del evento, pero su sufrimiento sabemos muy bien dosificarlo al estilo de Jack el destripador, a la hora de ofrecérselo despacio y por partes.

El “lenguaje de las plantas” en ese precioso y preciso momento no importa. Es más importante su simbolismo: que si la rosa roja significa “regalar amor”, que si la blanca pureza, los crisantemos para honrar a los difuntos, pero ¿merece una planta ser honrada? ¿Quién sabe honrar una planta? Su belleza es tan impresionante, que su vida pasa a un segundo plano. Su expresividad silenciosa e inerte habla por sí sola. No le es necesario a la flor mover sus pétalos, como a nosotros la boca para hablar, con la elegancia con la que ella lo hace por medio del silencio. Las plantas nos hablan. Cuando les falta agua sus hojas se inclinan hacia abajo. Por el contrario, si las quitamos el polvo, las regamos y las rociamos con agua, podremos observar como al cabo de cinco minutos, las hojas se han elevado.

¿Les apetece sentirse por unos instantes planta? Imagínese que es usted un mimo, que trabaja en la calle Preciados de Madrid. Su jefe le ha asignado una zona con un sol excesivo. Solo va a trabajar una hora. Al cabo de un cuarto de hora empieza a sentir los primeros síntomas de calor y de sed. Intenta mirar de soslayo a su jefe a ver si se aproxima, pero no está: ¡se ha ido...! No puede expresarse, ni moverse. Depende exclusivamente de la visita del jefe. ¿Aguantaría usted la hora completa, o se atrevería hacer la prueba real durante las horas que las plantas mal situadas lo están...? ¡Que de reflexiones esconde la flor o la planta! Presa en un tiesto o en un jardín, todavía sabe darnos y devolvernos como un animal, a través de su lenguaje tus propias emociones enriquecidas, multiplicadas y proporcionales al cariño con que las tratas. Tú eres tu planta. No te avergüences de su estado lastimoso. Hazlo de ti mismo.

Si analizamos las diferencias entre el mensaje que transmitimos a la hora de regalar una flor o una planta ya sabemos cuáles son: “Te quiero mientras dure esta flor” o “soy un poquito vago, y no me apetece o no te mereces que te dedique algo más personal”, “soy tan original, y me da tanto miedo quedar mal que con unas flores nunca quedaré mal”, “si regalo flores estaré más a la altura de las circunstancias”. Las flores las compra la mayoría de la gente por impulso. Las plantas por el contrario, tienen su clientela que suele ser más culta y amante de la naturaleza. Una flor la sabe cuidar todo el mundo, porque nos dura, en “muerte clínica” cinco días, pero una planta vive y nos acompaña durante años. Existe también una fórmula mixta, como son los centros florales. Estas composiciones suelen llevar flores, pero también algún tipo de planta.

Nacemos y morimos entre flores, seamos sinceros, porque es más cómodo regalarlas, que dedicar unas palabras sinceras de corazón a esa persona que supuestamente queremos, ¡claro está! Nos ahorra tiempo y molestias. Pero si no sabemos o se nos da mal escribir, por qué no decirlo a través de una simple frase, un poema, un abrazo, un beso. ..¡Cuántas muestras de afecto, nos habremos quitado con las flores y los regalos de compromiso! No nos damos cuenta, pero cabría preguntarse: ¿nos estamos volviendo frígidos emocionales a nosotros mismos? No nos basta con comer coliflores, lechugas o tubérculos. Somos tan inteligentes, que hasta para responder una simple o sesuda cuestión tenemos que “deshojar una margarita”, comer con las manos, y la escena nos llega hasta parecer romántica. ¡Así nos va! Si al menos plantásemos tantas plantas como flores cortadas....

La sociedad civil tuvo que conquistar sus derechos humanos en el siglo XVIII. En pleno siglo XX, la sociedad actual, empezó a redactar los primeros borradores sobre los derechos de los animales. Entrados ya en el siglo XXI, La pluma verde sigue sin entender la larga espera para redactar los derechos no ya de las plantas y de las flores, sino del reino vegetal. Cortar una flor no es un pecado. Maltratar a un animal tampoco. Motivo: los animales y las plantas, para algunas confesiones no tienen alma, y por lo tanto no son considerados como prójimo. Ninguna declaración de condena a los maltratadores. Esta es la moral imperante en defensa de la vida vegetal: ser más vegetales que ellas, a la hora de reaccionar ante semejante sufrimiento, e injusticia. El día que sepamos además de amarnos a nosotros mismos, hacerlo a “todos los seres del Universo”, habremos sentado las bases para una sociedad más humana.

Ya sabemos quién “ha sacado los pies del tiesto”. Lo único que nos falta es tener la voluntad de volverlos a meter. Es muy sencillo hacerlo a través de las oportunidades que nos brinda el día a día:

- ¡Qué bonitas tienen ustedes las plantas! ¿Quién las cuida? o
- ¡Es curioso!: me he fijado que está más limpia la mesa de su despacho, que las hojas de las plantas…
A veces uno no puede remediar al ver este tipo de injusticias, y ha de dirigirse a las plantas y susurrarlas:
- ¡Qué pena que tengáis que florecer habiendo tantos “capullos” que os cortan y os maltratan…!

Me vienen a la memoria un par de citas de la pluma: “El amor es una flor (en su planta), la amistad una planta” o “La belleza está para admirarla, no para poseerla”. Frases de amor, escritas con este color verde al que tanto quiero.

José Luis Meléndez. Madrid, 29 de Mayo del 2014.
Biblioteca Nacional de España.
Fuente de la imagen: Flickr.com

Riserías 31 a 35

Madrid, 02 de Junio del 2014:
35.- Hace tanto calor, que cuando pasas por mi lado, todo “es corriente”.

Madrid, 29 de Mayo del 2014:
34.- Mete tu cabeza en la "lavadora", para que se te "aclaren" las ideas, pero no las "tiendas", no sea que se te “vaya la pinza”.

Madrid, 28 de Mayo del 2014:
33.- No tengo sangre azul, pero soy un pura sangre.

Madrid, 27 de Mayo del 2014:
32.- Mi corazón “latex” por ti sin “control”.

Madrid, 26 de Mayo del 2014:
31.- Es una empresa frígida: no siente nada por nosotros.

Madrid. Autor: José Luis Meléndez.
Fuente de la imagen: Flickr.com